Cineplanet atentó contra la inclusión

Tiempo de lectura: 3 min.

¿Se refiere a la inclusión de material creado específicamente para cambiar el modo de pensar de los niños sin advertírselos a los padres (clientes)?

¿Se refiere a incluir en una película un beso entre dos mujeres imponiendo ese comportamiento como algo “normal” para todos los (clientes) que van a ver la película, sean niños o grandes?

¿Se refieren a incluir adoctrinamiento moral que podría resultar agresivo para algunas familias (de clientes) sin previamente avisarles?

La no inclusión

En ese sentido, gracias a Dios sí que atentó contra la inclusión e hizo un buen trabajo con sus clientes. “Incluso” más: han sido honestos. Esta es una virtud que la actual maquinaria ideologizante no maneja. La ambigüedad, sofismas y eufemismos son armas que usan siempre.

En cambio, aquí -no “Cineplanet”- sino la PERSONA que ordenó que se ponga ese cartel y esa descripción (yo le daría un abrazo y, si pudiera, un trabajo porque seguro lo echaron) les dio a los clientes más libertad para poder decidir si desean ver o no la película.

Lo contrario, es una deshonestidad. Ya que saben que Perú es un país en donde aún se rescatan valores morales tradicionales y el “incluir” escenas de este tipo causaría malestar en muchos clientes.

Evidentemente, Lightyear no es la única película o Disney/Pixar la única productora que desde hace décadas nos viene lavando el cerebro. Gracias a Dios esto se mediatizó y se puso evidencia. Estén atentos para defender los derechos naturales, el sentido común y el DERECHO DEL CONSUMIDOR.

Defender la verdad

Más aún, si estás leyendo esto y eres laico. Estás llamado a defender la moral y la fe desde esa sala de cine, desde ese puesto de trabajo, desde esa familia que Dios te ha encomendado. Así que no seamos mediocres. Como decía Jean Ousset, un “medio-cristianismo” no convierte a nadie, no sirve para nada.

San Gregorio Magno en sus “Comentarios del Libro de Job” nos da un pantallazo de lo que vemos actualmente en los cristianos: hacia el fin de los tiempos, «obedeciendo a una falsa política, serían tímidos y cobardes en la defensa de la verdad, y por una culpable tolerancia, se callarán ante las violaciones de las leyes divinas y humanas. Predicarán la prudencia y la política mundanas, y pervertirán, con sus sofismas y facundia, el espíritu de los simples».

Caridad mal entendida

Entre las causas es que muchas veces se ha predicado un concepto de “caridad” que no se refiere a la caridad como “virtud teologal por la cual amas a Dios por sobre todas las cosas y al prójimo por amor a Dios”; sino que esta “caridad-mundana” se puede traducir por “tolerancia woke inclusiva liberal políticamente correcta”.

Paul Morin recordaba así que gracias a la ideología progresista, muchas veces “el cristianismo se ha reducido a la «caridad», palabra que cubre todos los abandonos, todos los compromisos, y adormece en los cristianos el instinto de defensa.” (Jean Ousset, Para que Él reine, pág. 322)

Incluyamos la defensa de la fe y la moral en nuestro día a día. Ahora es cuando debemos animarnos mutuamente para que Cristo reine, al menos en esa sala de cine, al menos en el corazón de la persona que tuvo la sensatez de poner ese cartel o en los padres de familia que se han dado cuenta que deben cuidar a su familia de la “caridad-mundana”.

Dios nos conceda tener una caridad sobrenatural, solo así podremos incluir verdaderamente a todas las personas que necesitan amor, comprensión y misericordia. Empezando por nosotros mismos, pecadores.


👉🏼🔗Únete al ✅WhatsApp:
https://chat.whatsapp.com/HSWH4IhxU6PHuaFysV5dNd

👉🏼🔗 O al 📩Telegram:
https://t.me/morderlarealidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: