Santos

De la abundancia de corazón hablan los niños

Tiempo de lectura: 2 min. Hoy me tocó ir a confesar a los niños que se preparan para la primera comunión en nuestra parroquia. ¡Fue un gozo escuchar esas confesiones tan llenas de sencillez, arrepentimiento y confianza en Dios!

¡Sed misioneros santos!

Tiempo de lectura: 3 min. La evangelización es una cuestión de fe, «es el índice exacto de nuestra fe en Cristo y en su amor por nosotros»[1]. Como dice san Pablo «el amor de Cristo nos apremia» (2 Cor 5, 14). Por ello, no está fuera de lugar subrayar que «no puede haber auténtica evangelización sin la proclamación explícita de …

¡Sed misioneros santos! Leer más »

Elementos de vida espiritual – San Alberto Hurtado

Tiempo de lectura: 9 min. Documento redactado en París en noviembre de 1947 P. Alberto Hurtado, La búsqueda de Dios, pp. 28-34 1. Una espiritualidad sana Los que se preocupan de la vida espiritual no son muchos; y, desgraciadamente, entre ésos no todos van por camino seguro. ¡Cuántos, durante decenas de años, hacen meditación y lectura sin sacar gran provecho! …

Elementos de vida espiritual – San Alberto Hurtado Leer más »

Libro: «Mi comunión de María»

Tiempo de lectura: 4 min. Con este libro, San Manuel quería hacer “que la vida de cada comulgante sea hosticéntrica, es decir, que todos los días y todas las obras giren alrededor de Cristo Eucaristía. ¿Y cuáles son los medios para lograrlo? «Mucho Evangelio paladeado y mucha Liturgia saboreada»”.

Beato Miguel Agustín Pro (9/9): Oraciones y meditaciones del P. Pro

Tiempo de lectura: 14 min. «Hablo por experiencia y ya Ud. me conoce. Yo no he hallado en toda mi vida religiosa un medio más rápido y eficaz para vivir muy estrechamente unido a Jesús, que la santa misa. Todo cambia de aspecto, todo se mira desde otro punto de vista, todo se amolda a horizontes más amplios, más generosos, más espirituales”.

Beato Miguel Agustín Pro (8/9): El testimonio supremo

Tiempo de lectura: 17 min. tra de las fotos lo muestra de pie, tranquilo, mirando a los soldados y como si quisiera hablar. Con una mano aprieta el crucifijo, en la otra tiene el rosario. Luego extiende los brazos en forma de cruz y levanta sus ojos al cielo. Sus labios murmuran algunas palabras que los presentes no escuchan, «como cuando el sacerdote consagra», dice el padre Méndez Molina, las mismas, sin duda, que él ardientemente deseaba decir en la hora de la muerte: «¡Viva Cristo Rey!». Hace la señal a los soldados de que está dispuesto. Resuena una descarga cerrada y cae con los brazos extendidos. Un soldado se le acerca y le da el tiro de gracia en la sien. Tenía el padre Pro 36 años.

Beato Miguel Agustín Pro (7/9): Vivir «peligrosamente»

Tiempo de lectura: 9 min. La existencia del padre Pro, en general, pero sobre todo durante el corto lapso en que vivió en México, fue realmente azarosa. En una misiva que le escribió al Provincial le decía: «La situación es muy delicada aquí; hay peligro para todo…Sin embargo, la gente está muy necesitada de auxilios espirituales…, no hay sacerdotes que …

Beato Miguel Agustín Pro (7/9): Vivir «peligrosamente» Leer más »

Beato Miguel Agustín Pro (6/9): Homo ludens

Tiempo de lectura: 7 min. Una de las peculiaridades más llamativas de la personalidad del padre Pro es su veta humorística, que se manifestó constantemente en su manera de relacionarse, sea oralmente o por escrito. A punto tal que algunos llegaron a creer que se trataba de una persona trivial, que todo lo tomaba a broma. Nada de eso. Era, sí, una persona «eutrapélica», simpática, divertida, un típico mexicano. Nos relatan sus compañeros de comunidad que cuando lo acongojaba algún sufrimiento, solía ir a la capilla y permanecer en ella un rato largo, pero de allí salía más desatado que de costumbre, haciendo reír a todos.

Beato Miguel Agustín Pro (5/9): Su intensa vida interior

Tiempo de lectura: 8 min. Uno de los que lo frecuentaron dejó dicho: «No había en esta sed de sufrimiento nada de duro, ni de austero, nada estrecho, ni deprimente; porque el amor era el que la producía, el amor intenso que le hacía encontrar sus delicias en la Cruz». Y luego aseguró poder reproducir textualmente una frase de Pro: «No te imaginas las delicias que inundan el alma cuando ya no puede más a fuerza de sufrir, cuando está delante de su Padre Dios agobiada por el dolor». La expresión que acompañaba dichas palabras, agrega, decía mucho más; no era posible dudar que había gustado en un grado poco común tanto la amargura como las dulzuras de la Cruz.

Beato Miguel Agustín Pro (3/9): Anhelo de martirio

Tiempo de lectura: 7 min. De «Vida del Padre Miguel Agustín Pro». P. Alfredo Sáenz S.J.  Pero no sólo aspiraba Pro al trabajo apostólico, que veía coartado, ofreciendo en una época tan bravía el testimonio incruento que ansiaba sino también, de ser posible, al martirio cruento consiguiente. Si bien dicha aspiración ya se había manifestado durante sus estudios en el …

Beato Miguel Agustín Pro (3/9): Anhelo de martirio Leer más »