Las cosas creadas no son nuestro fin, son solamente medios para llegar a Él

Tiempo de lectura: 2 min.

1.      Las criaturas y el Creador

  1. Las cosas creadas nos llevan al Creador…
    • Sab 13,1: Vanos son por naturaleza todos los hombres que carecen del conocimiento de Dios, y por los bienes que disfrutan no alcanzan a conocer al que es la fuente de ellos, y por la consideración de las obras no conocieron al artífice.
  2. …lo bello, bueno y noble que vemos en ellas son un reflejo de la hermosura de Dios.
    • Sab 13,3: Pues si, seducidos por su hermosura, los tuvieron por dioses, debieron conocer cuánto mejor es el Señor de ellos, pues es el autor de la belleza quien hizo todas estas cosas.
    • Solo que a veces parecen tan buenas – y muchas veces lo son realmente- que, fácilmente terminamos pensando que son un fin en sí mismo. Como por ejemplo: la familia, el cónyuge, el apostolado, la consolación espiritual, los sentimientos etc.
  3. Pero todo esto no es Dios. Ni se le puede comparar.

2.     Son medios

  1. Las criaturas nos sirven para llegar a conocer a Dios y amarlo más. Debemos usarlo como medios.
    • Ni todas las cosas creadas nos saciarían el deseo de tener al Creador
  2. No nos debe apartar de nuestro fin: Dios.
    • Hemos sido creador para Él y somos capaces de llegar a Él.

3.      Nuestro fin

  1. Si tenemos claro el Principio y Fundamento, la regla del tanto cuanto para usar de las criaturas como medios, entonces valoraremos todo según una buena óptica.
  2. Será más sencillo entregar nuestra vida a lo único que vale la pena (Dios), sin dejarnos condicionar por nada (criaturas).
    • Lc 17,33: El que busque guardar su vida, la perderá, y el que la perdiere, la conservará.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: