Para evangelizar con sensatez

Tiempo de lectura: 2 min.

¡Somos enviados a evangelizar! Mateo 10, 16-23 nos da una dosis de realismo en esta tarea:

  1. “Como ovejas en medio de lobos”. Es decir, en un ambiente hostil a nuestra forma de pensar y de obrar. A nuestros valores y a lo que hacemos. A las verdades y amores que Dios nos ha pedido que anunciemos.
  2. “Siendo astutos como serpientes y sencillos como palomas”. Se refiere a dos cosas: prudencia y sencillez, dice Santo Tomás de Aquino[1]. Prudencia para evitar los males que nos quieran hacer los lobos, y simplicidad para nosotros no hacerles el mal.
  3. “Los entregarán… azotarán… y harán comparecer”. Es lo que estamos viendo en España, en donde multan con 600 euros a quien reza frente a un abortorio[2]. Pero como hay que ser prudentes como serpientes, la asociación “Abogados Cristianos” ya tiene una serie de medidas para sacarle la vuelta legalmente a esa ley[3].
  4. “Así darán testimonio de mí ante ellos y ante los paganos”. Nadie da un testimonio más convincente que cuando acepta sufrir las consecuencias de sus principios y valores, cuando está tan convencido de la verdad que está dispuesto a todo con tal de no renunciar a ella.
  5. “No serán ustedes los que hablarán sino el Espíritu de vuestro Padre que hablará en ustedes”. No se refiere a que digamos lo primero que se nos venga a la cabeza, sino que Dios nos ayudará en esos momentos a discernir qué decir. Ya que estamos peleando por la causa de Dios, Él es el primer interesado en llevar a buen término todo el proceso. Nosotros somos instrumentos, pero debemos estar habituados, entrenados a discernir lo que Dios quiere de nosotros en la vida diaria, de tal manera que en esos momentos de debate podamos saber cuándo hablar, cuándo callar, qué decir y cómo decirlo.
  6. Finalmente, “todos los odiarán a causa de mi nombre”. Una cosa es que por actuar bien y decir la verdad, que por vivir con sencillez y siendo coherentes, tengamos que pagar las consecuencias del vivir según los principios católicos; otra cosa es que estés buscando peleas insulsas a cada rato, buscando sacar temas controvertidos cada vez que estés con tus amigos o familiares. Sé tú mismo, no trates de ser Agustín Laje o algo así. No tienes por qué estar peleándote siempre. Basta que busquemos el reino de Dios en cada evento cotidiano que lo demás venga por añadidura, incluyendo el tener alguna oportunidad de ser rechazados por los demás. Recuerden que una cosa es “ser víctima” y otra es “hacerse las víctimas”.

Pidamos a la Virgen poder ser sencillos y humildes como ella, pero amar la Verdad con todo el corazón y meditarla siempre; así como ella misma amaba a su Hijo y pensaba siempre en Él.


[1] https://isidore.co/aquinas/SSMatthew.htm#10

[2] https://infovaticana.com/2022/07/07/llegan-las-primeras-multas-por-rezar-frente-a-los-abortorios/

[3] https://www.religionenlibertad.com/espana/445063068/trucos-legales-seguir-rezando-informando-clinicas-abortistas-multas.html

Salir de la versión móvil